Consejos para ahorrar dinero en alimentación cuando viajamos a otro país

Consejos para ahorrar dinero en alimentación cuando viajamos a otro país

¡Todo lo bueno se comparte!

Viajar es una de las cosas que más disfrutan las personas, el conocer lugares increíbles o simplemente encontrar un lugar para despejar nuestra mente son elementos que nos impulsan a salir de nuestra vida cotidiana.

Los viajes representan un gran esfuerzo económico, pues en muchas ocasiones trabajamos fuerte y con muchos ahorros mensuales logramos ajustar el presupuesto para armar nuestras vacaciones soñadas.

Por esa misma razón vamos a enseñarte 5 consejos para que puedas ahorrar un poco de dinero al momento de pensar en la alimentación, sin embargo queremos recordar que parte de conocer un país es probar su gastronomía, por lo que la idea de este artículo es que te puedas ahorrar dinero en algunos días o en circunstancias que no a meriten la pena gastar dinero, pero los invitamos a que se atrevan a probar los platillos típicos de cada país esa es una experiencia que hay que vivir cada vez que viajamos.

1-Lleva algunos alimentos desde tu país

Cuando estamos en nuestro lugar de residencia somos expertos en identificar y comprar en los supermercados más económicos, esto sin perder la calidad de los productos que consumimos, por esa razón nuestra primera recomendación es que puedes comprar alimentos tales como barritas energéticas, galletas, sopas instantáneas o aquellos artículos que pueden salvarte en una noche donde estamos escasos de dinero, no es necesario comprar mucho. En nuestro caso compramos un paquete de barritas energéticas que contiene unas 10 unidades y un paquete de galletas con 12 unidades y en las últimas noches de viaje en vez de ir a cenar usamos lo que llevamos y nos ahorramos varios dólares.

2-Identifica los supermercados cuando llegues a tu destino

Para nadie es un secreto que comer en los hoteles es costoso, principalmente si no vas con todo incluido, si estás alojado en zonas turísticas los restaurantes probablemente tendrán precios elevados, por lo que es importante consultar a los lugareños donde pueden encontrar un supermercado (que usen los mismos lugareños) de seguro que podrás comprar bebidas y alimentos de preparación rápida a precios mucho más cómodos.

3-Lleva tu propia botella

Es muy común que cuando llegamos al país que queremos visitar, pasamos todos los días caminando sin parar, en ocasiones bajo altas temperaturas o en lugares con una elevada humedad, este factor hace que nuestro cuerpo pida hidratación cada cierto tiempo y notamos que uno de los artículos que se compran con más frecuencia son las bebidas, en un día puedes comprar hasta 5 botellas de agua o refresco y te las cobran a precios elevados por tu condición de turista. Por esa razón nuestra recomendación es que lleves tu propia botella (La que usas cuando haces deporte) por lo general su tamaño equivale de 3 a 4 vasos de agua y son cómodas para llevarlas a un costado de la mochila y aprovecha los dispensadores de agua que tienen los hoteles para llenarlas, otro método es cuando desayunes (casi todos los hoteles incluyen el desayuno) puedes llenar tu botella de agua, jugo o cualquier líquido que estén ofreciendo, eso va a disminuir tu necesidad de estar comprando botellas de agua a cada rato.

4- Camina por los alrededores

En muchas ocasiones, nos metemos a comer en el primer lugar que nos encontramos y sin consultar precios, al momento de pagar hasta te asustas porque la comida salió más cara de lo esperado. Entonces cuando llegues a tu lugar de destino, saca un rato para ir a caminar por los alrededores y ver las ofertar gastronómicas, observa los menús, su contenido y los precios, al final tendrás una amplia lista de opciones para ir a comer y sabrás que puedes y que no puedes pagar.

5- Contrata servicios con alguna alimentación incluida

No importa donde te hospedes ya sea en un hotel, casa, hostal, lo único que debes asegurarte es que tu hospedaje incluya alguno de las 3 comidas básicas (Desayuno, Almuerzo, Cena) en la mayoría de los casos el desayuno es lo que te darán incluido y será una comida menos que tendrás que preocuparte, por lo general si contratas algún servicio turístico en ocasiones incluyen el almuerzo, al final solo tendrás que gastar en la cena.  

Te invitamos a leer más consejos de viaje.

3 comentarios en “Consejos para ahorrar dinero en alimentación cuando viajamos a otro país”

  1. Está claro que todo ahorro es bienvenido cuando vamos de viaje, pero la verdad es que nosotros somos de probar la comida de los lugares que visitamos aunque esto sea más caro que comprar en el super. Lo que si es cierto es que visitar éstos me gusta para hacerme una idea de cual es el nivel de vida de cada destinos comparando lo que cuestan las cosas. Y lo de llevar comida, lo único que llevamos siempre son algunos frutos secos, por eso de que caben en cualquier sitio y son una deliciosa fuente de energía. 🙂

  2. Nosotros también solemos llevar comida de casa, pero más que nada es para compartirla. Nos pasó que en un free tour por Bruselas una de las señoras era extremeña, y en la pausa para el café sacó jamón al vacío para compartir con todos. Así que nos apuntamos lo de llevar comida de casa para compartirla con las amistades que hagamos durante el viaje. Un saludo.

  3. De todas las opciones hacemos todas menos la última. Desde hace tiempo preferimos viajar a apartamentos, lo que nos da la opción de desayunar y cenar en el alojamiento. Así que solemos llevar comida desde aquí o comprarla en los supermercados. La comida si solemos hacerla fuera y somos de los que miramos bastante.

Deja un comentario

shares